martes, 7 de junio de 2011

video "conclusión"

video

Conclusión

Desde mi punto de vista creo que la zona de mirravalle es un claro ejemplo de que una sociedad organizada puede presionar al gobierno para solucionar cualquier problema, por ejemplo en esta zona en la que los vecinos comenzaron a manifestarse en contra de las principales empresas que aportaban los mayores contaminantes, el gobierno obligo a las principales empresas a regular sus procesos para que ya no emitieran tantos contaminantes y es así el caso que en el año en curso no se han presentado altos índices de contaminación en la zona.

Por eso concluyo que para poder superar cualquier adversidad es necesaria la participación y entre sociedad y gobierno.

lunes, 6 de junio de 2011

Introducción

En las últimas dos décadas la zona de miravalle se ha visto afectada por la contaminación atmosférica causada principalmente por las industrias establecidas en esta zona, entre las cuales se encuentran una cementera, una aceitera, y una de alimentos para animales.
Estos factores han ocasionado daño a la salud de los habitantes de esta zona, ocasionando que estos mismos se quejen ante las autoridades competentes a este caso, para que tomen cartas en el asunto y así poder mejorar esta situación.
A pesar de estas quejas las habitantes la zona de miravalle aun en estas fechas sigue siendo una de las zonas con más problemas de contaminación atmosférica dentro de la zona metropolitana de Guadalajara.


video introductorio sobre la problematica en miravalle



Ubicación de la zona

Realizan feria ambiental en Miravalle

El evento dará inició con un desfile en pro del Medio Ambiente, por parte de alumnos de varias instituciones educativas, concluyendo el desfile se dará el banderazo inicial de las actividades
GUADALAJARA, JALISCO.- La Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades) participará en la primera feria ambiental “Juntos por Miravalle”, la cual se llevará a cabo el día 22 de noviembre del año en curso, en cinco diferentes plazas de esta colonia.

Este evento tiene como objetivo involucrar a la ciudadanía a través de la comunidad escolar y de allí a los padres de familia, expandiéndose a la comunidad en general, para tomar conciencia de la problemática que nos ocasiona la contaminación en sus diversos aspectos.

El evento dará inició con un desfile en pro del Medio Ambiente, por parte de alumnos de varias instituciones educativas, concluyendo el desfile se dará el banderazo inicial de las actividades, las cuales consisten en una feria ambiental con varios participantes teniendo actividades como eco-teatro, manualidades con material reciclable, cuidado del agua y del aire, y eco juegos, así como expositores de temas ambientales.

Se llevarán a cabo actividades de saneamiento, separación y recolección de residuos, recolección de aceite comestible ya utilizado, llantas (Cemex) y corte de maleza entre otras actividades.

La Semades participará en esta feria con la instalación del equipo móvil de verificación vehicular, así como con la entrega de información sobre la separación de residuos.

Este evento es organizado por la Secretaría de Educación Pública, Semades, ayuntamientos de Guadalajara y Tlaquepaque, Conalep Las Juntas, Secretaría de Desarrollo Rural, Liconsa, Conagua, CEA, SIAPA, Universidad Tecnológica de Jalisco, ,Cemex, Asociación de Apicultores, Gota Verde (recolector de aceite comestible usado) y el Centro de Estudios de Occidente Centro universitario Enrique Díaz de León.

EL INFORMADOR/ LMAM

Bloquean colonos empresa cementera por contaminar, en Guadalajara

Guadalajara, Jal., 13 de febrero. Vecinos de la colonia Miravalle bloquearon la entrada principal a la planta del consorcio cementero Cemex en esta capital, en protesta por los altos índices de contaminación que la empresa provoca al sur de la ciudad.

Al menos 200 personas, entre residentes de Miravalle y estudiantes de la preparatoria 6 de la Universidad de Guadalajara, con pancartas de rechazo a la fábrica y con máscaras antigases simbólicas, hicieron una cadena humana, encabezados por Cecilia Barrón Palacios.

El gerente de la planta, José Luis Quintal, recibió a una comisión de los manifestantes, que le entregó un pliego petitorio con diez puntos.

En el documento se exige que se informe a los vecinos de los procesos de producción de la empresa, instalación de tecnología de punta para reducir polvos, detención automática del proceso de producción cuando haya fugas, estudios isocinéticos mensuales sin previo aviso con la participación de visores ciudadanos.

También piden el retiro o regulación del tráfico pesado vinculado a la cementera, que produce grandes embotellamientos; instalación de una mesa de trabajo entre vecinos y técnicos de la empresa; limpieza y reforestación de los espacios que pertenecen a ésta y, en caso extremo, su reubicación.

El jueves los vecinos acudirán de nuevo a Cemex para conocer la respuesta de la empresa al pliego petitorio.

La planta de Cemex en Miravalle fue certificada como "industria limpia" por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), cuyos principales funcionarios, desde su titular José Luis Luege Tamargo hasta el delegado en Jalisco, José de Jesús Alvarez Carrillo, la exculparon de las partículas suspendidas en el aire que mantienen a Miravalle como la zona con más muertes en la ciudad por enfermedades respiratorias, según un estudio de la Universidad de Guadalajara.

Sin embargo, la Agencia para la Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) citó a Cemex por presuntos daños a la atmósfera producidos por la planta de Cemex en Ohio, con emisiones por encima de lo permitido de óxido de nitrógeno, dióxido de azufre y partículas de fracción respirable.

La misma EPA, en 2002, acusó a la empresa mexicana -que tiene fábricas en tres continentes- de que su planta en Michigan no imponía controles correctos de emisiones.

contaminacion en la zona de miravalle

lunes 21 de agosto de 2006 ágora

Con los datos disponibles, se pudo corroborar que donde hay más contaminación,
suceden más muertes por enfermedades respiratorias y, por lo tanto, es equivocado y tendencioso decir que los altos niveles de contaminación en Guadalajara no afectan la salud de las personas Jefe de la Unidad de vinculación y difusión científica, de la Universidad de Guadalajara

El 13 de agosto se publicó en el diario El Informador una declaración del secretario de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable en Jalisco, Ramón González Núñez, quien calificó de irresponsable contabilizar los fallecimientos en Miravalle por contaminación, luego de que la Universidad de Guadalajara diera a conocer, en el marco de la III Reunión de salud ambiental, celebrada en la Asociación Médica de Jalisco, un estudio sobre mortalidad en la zona.

En la Universidad de Guadalajara las catástrofes han permitido una reflexión profunda de la investigación científica en el campo ambiental, para mantener un alto nivel de pertinencia institucional. Así, cuando ocurrieron las explosiones del 22 abril de 1992 (el Día de la Tierra), se reconoció que la realidad nos había rebasado y que tal hecho había traído consecuencias para la salud con las más de 200 muertes que se habrían podido evitar si hubiéramos prestado atención a la contaminación y al riesgo.

Cuando ello sucedió, la Universidad de Guadalajara desarrolló el primer estudio integral de riesgos que podrían ocasionar catástrofes en la ciudad, y estructuró varios programas de estudio que incorporaran a la formación profesional de licenciatura y posgrado conocimientos para posibilitar un manejo de riesgos y anticipar costos evitables en la salud, el ambiente y el patrimonio.

En 2005, para este mismo grupo de investigadores que trabajaron el atlas de riesgo, fue considerada una nueva catástrofe ambiental: lo sucedido del 24 al 26 de abril (otra vez abril) y mayo, con los niveles récord de contaminación del aire por partículas, que ocasionó por primera vez que se suspendieran diversas actividades, como las escolares, que es precisamente lo que define una catástrofe: la modificación de la vida cotidiana de una sociedad. Fue una catástrofe, pero menos percibida que la del 22 de abril, pues los muertos no se podían contar en las calles. Lo inadmisible fue escuchar declaraciones oficiales de que la contaminación del aire, a partir de esos periodos críticos, no causó daños a la salud. Se vio, por lo tanto, la necesidad de una investigación que confirmara si la contaminación del aire en Guadalajara afecta ––o no afecta–– la salud de las personas que en ella habitamos. Ya teníamos el antecedente de que hay, para diversas ciudades del mundo, modelos predictivos destinados a cuantificar el aumento de hospitalizaciones, ausencias laborales y escolares, y el número de muertes que se tendrán al subir los niveles de contaminación del aire por partículas. Esa fue la pretensión original: crear un modelo para Guadalajara. Sin embargo, al evaluar
Lo sucedido del 24 al 26 de abril y mayo de 2005, con los niveles récord de contaminación del aire por partículas, fue una
catástrofe, pero menos percibida que la del 22 de abril, pues los muertos no se podían contar en las calles. Lo inadmisible fue
escuchar declaraciones oficiales de que la contaminación del aire, a partir de esos periodos críticos, no causó daños a la salud
los datos disponibles, se encontraron fuertes limitantes de las estaciones de monitoreo y de las hospitalizaciones y estudios epidemiológicos, por lo que desde el principio la pregunta de investigación se redujo a conocer si existe asociación entre el incremento de muertes por enfermedades respiratorias y la contaminación del aire por partículas, es decir: ¿la contaminación del aire se relaciona con daño a la salud? Esa ha sido la pregunta central.

Hay en el mundo seis tipos de estudio reconocidos para evaluar y medir el impacto de la contaminación del aire en la comunidad: los epidemiológicos, de exposición, de relación dosis–respuesta, de evaluación o análisis de riesgo, de correlación, y de vigilancia
epidemiológica. Con los datos disponibles, solo se escogió uno de ellos para trabajar y se pudo corroborar que donde hay más contaminación, suceden más muertes por enfermedades respiratorias, y cuando se incrementa la contaminación, se incrementan las muertes por enfermedades respiratorias y que, por lo tanto, es equivocado y tendencioso decir que los altos niveles de contaminación en Guadalajara no afectan la salud de las personas. En la pasada Reunión de salud ambiental se tuvo la oportunidad de aprender de expertos internacionales en salud y contaminación del aire, y todos coincidieron en que existe en diversas ciudades latinoamericanas (incluyendo la ciudad de México) una relación comprobada entre el incremento de la contaminación del aire y el de las muertes. Para el grupo de investigación que ha trabajado con el tema de salud ambiental, fue muy Las muertes irresponsables de Miravalle

Arturo Curiel Ballesteros

estimulante escuchar en el paraninfo de la Universidad de Guadalajara al doctor Carlos Santos– Burgoa, director general de Promoción de la salud, de la Secretaría de Salud del gobierno federal, quien afirmó que hace 20 años, cuando comenzaron los primeros estudios en la ciudad de México sobre la relación de muertes con la contaminación del aire, estos fueron atacados y considerados de poca validez. Esperemos que pasen rápido esos 20 años de retraso con respecto a la ciudad de México,
y que se retome lo planteado en el Programa para el mejoramiento de la calidad del aire en la zona metropolitana de Guadalajara,
1997–2001. Este programa consideró como propósito general proteger la salud de la población que habita la zona metropolitana
de la capital del estado, abatiendo para ello de manera gradual y permanente los niveles de contaminación atmosférica. Una de las principales acciones contempladas (que llevan 10 años de retraso) es la activación del sistema de vigilancia que permita crear la información necesaria para conocer y evaluar los daños y efectos en la salud de la población, y con ello adoptar de manera eficaz las medidas de prevención, protección y atención pertinentes. Retomar estos propósitos es mejor que buscar desacreditar las primeras investigaciones al respecto y que fueron desarrolladas para avanzar de manera interdisciplinaria e interinstitucional
en la prevención del daño provocado por el deterioro ambiental y la afectación de los sistemas vitales que mantienen la salud en el
estado de Jalisco, al que le sobran indicadores que lo sitúan en una condición de emergencia ambiental.

Cemex mantendrá labor antipolución en Miravalle


La empresa cementera Cemex, principal emisora de contaminantes a la atmósfera en la zona industrial de Miravalle, y el nuevo gobierno municipal de Tlaquepaque, refrendaron ayer los acuerdos realizados durante la Administración pasada para reducir las emisiones de infición a la atmósfera que aquejan a esta zona industrial y habitacional del sur de la zona metropolitana de Guadalajara.
La planta, que, según la información del sector ambiental federal, genera emisiones por debajo de lo que marca la norma oficial mexicana en la materia, es, no obstante, la mayor fábrica de la zona, y por ende, emite considerable cantidad de contaminantes, lo que se agrava por el funcionamiento de la cuenca atmosférica local, que tiende a generar capas de contaminantes estacionarias durante diversas horas del día, en niveles riesgosos para la salud.
El alcalde Hernán Cortés Berumen e integrantes de la comisión edilicia de Ecología se reunieron con directivos de Cemex y acordaron dar seguimiento al convenio, además de establecer nuevos puntos de acuerdo.
Cortés subrayó que el problema del área no sólo es competencia de Tlaquepaque, por lo que se deberá avanzar hacia “un ejercicio metropolitano para tratar de aliviar la contaminación”.
Consideró que se deben tomar en cuenta aspectos como el estado de las vialidades, la reforestación, la recolección de llantas y basura, y el mejoramiento de los procesos en las industrias allí asentadas, pues es evidente que Cemex es sólo la más grande de decenas de factorías del sitio.
Entre los resultados, los presentes destacaron la donación de once mil árboles para abastecer los programas Adopta un Árbol, y los de reforestación en los cerros del Cuatro y en el de Santa María.
La empresa informó que se había acordado cubrir la materia prima de sus patios en busca de evitar que el viento la levantara; a la fecha, se ha reducido en 85 por ciento este material, y el restante se encuentra cubierto con plásticos para evitar su dispersión.
También se lograron recolectar 95 toneladas de llantas para evitar su combustión en los pasados festejos de fin de año, lo cual redujo pero no eliminó el problema de las fogatas callejeras.
La representación de Cemex recordó que la empresa sostiene dos programas de apoyo a las comunidades que le rodean: Calle Digna y Patrimonio Hoy, por medio de los cuales promueve financiamientos para que los habitantes de la zona mejoren las condiciones de sus calles y sus viviendas, proporcionándoles concreto y materiales producidos por la propia cementera a precios bajos.